El efecto «boomerang» de delegar funciones extra en tu equipo

Qué pasa si no lo hacemos bien…

Tienes una empresa que crece, eres líder en tu sector o tienes posibilidades de crecer. En estas situaciones normalmente cuentas ya con un equipo pequeño o justo lo estás formando ahora.

Estás cansada de hacer de todo y de ocuparte y preocuparte de todos. Desde las cosas mas pequeñas, hasta las mas urgentes e importantes, todo pasa por tus manos en tu empresa y es simplemente agotador.

Desde que tu negocio ha crecido ya no es posible hacerlo todo como antes, te sientes desbordada.

Te gustaría compartir el trabajo como es lógico y necesario y uno de los primeros recursos extra que tienes a mano es a tu equipo.

Si delegas una serie de funciones en algunos miembros de tu equipo todo irá mejor, piensas. Te sentirás mejor, tendrás mas tiempo de tomar las decisiones importantes y realmente dirigir la empresa.

Tendrás tiempo para ti y para los tuyos.

Y te pones a ello, repartes funciones.

Y le pides por ejemplo a alguien que normalmente hace X que además se encargue por ejemplo de las redes sociales, de escribir en el blog, de hacer videos, de los anuncios de Google, del mantenimiento de la web, hay mil tareas que hacer en una empresa, así que siempre vas a encontrar algo que delegar.

Esa persona en la que has delegado esa función extra no tiene formación ni experiencia «profesional» relevante. Por ejemplo no es lo mismo tener una cuenta de redes sociales privada que llevar una estrategia de marketing de empresa, pero sí le hace ilusión la nueva tarea y se pone a ello con entusiasmo y ganas, se esfuerza.

Sin embargo los resultados dejan que desear, dejas pasar unos días y te vas poniendo nerviosa porque ves que el remedio quizás esté siendo peor.

El efecto "boomerang" de delegar funciones extra en tu equipo

✋🏻 No le pidas a alguien de tu equipo que haga algo para lo que no ha sido formado, para lo que no tiene experiencia y para lo que no ha sido contratado. Mucho menos sin supervisión o ayuda.

Por mucha ilusión que le haga el cometido o parezca gustarle. Por muy buena idea que os parezca en un principio. Es una forma de delegar boomerang, te va a descargar de trabajo dos días y luego va a volver a ti Zasssss con fuerza. 🤯

Solucionar estas situaciones a posteriori es complicado porque:

Estás descontenta con el trabajo que ese miembro de tu equipo ha realizado y tienes que decírselo, lo cual no es fácil.

Esa persona se ha esforzado al máximo, ha hecho todo lo que ha podido pero partía con una gran desventaja, no es justo cargarle con una responsabilidad así sin formación previa.

Tienes que echar marcha atrás y quitar responsabilidades a alguien de tu equipo y eso siempre crea una fractura. De confianza, de seguridad en ti misma y en tu equipo.

Este tipo de decisiones pueden crear mal ambiente en toda la empresa.

Es posible delegar y repartir el trabajo, de hecho es un paso necesario para que tu empresa pueda seguir creciendo.

Es posible compartir tus responsabilidades para que tu tengas mas tiempo para las grandes lineas del negocio.

Es totalmente factible que tengas menos preocupaciones y que tengas que invertir menos horas en las pequeñas cosas si lo organizas todo bien.

Es viable que lo organices todo de tal manera que todo funcione bien y cada persona sepa lo que tiene que hacer sin que tengas que estar todo el día encima de todo.

Pero como todo hay que seguir unos pasos, para poder delegar en condiciones:

A la hora de delegar funciones, piensa: zapatero a tus zapatos.

Sonia Fernández

Si realmente quieres delegar y repartir la carga tienes que elegir a personas especializadas en aquello que quieres que hagan.

Si no están formadas o no tienen esa especialización tienes que darles una formación y es muy buena idea que estén supervisadas por un experto que de las directrices.

Tienes que ser realista en cuanto a el tiempo que esas personas tienen disponible para estas otras cuestiones, recuerda que en principio están contratados para hacer X y esto es un extra!

Tienes que conocer bien las aptitudes, los talentos de tu equipo para poder proponer a las personas para la tarea adecuada.

Es importante la comunicación, hablarlo con el equipo y no actuar con prisas, deja tiempo para madurar las decisiones.

Si las tareas para las que necesitas personal son muy especializadas es mejor no delegar sino contratar a un nuevo miembro para tu equipo.

Otra muy buena opción

es la de subcontratar el servicio de un profesional externo para que realice esa tarea y te descargue de trabajo. Hay que saber como hacer esta selección y para esto también hay que seguir un proceso y usar el sentido común y tu intuición.

Si te sientes desbordada por las tareas del día a día, pero no sabes bien como delegar parte de tus tareas, si no te resulta fácil encontrar especialistas, déjame un comentario con la palabra: DELEGAR

Hablamos!


Ayudo a Empresarias que tienen un negocio que está creciendo rápidamente o que son líderes en su sector a conseguir un crecimiento duradero y a tener la vida que quieren tener, con mi método CRECER basado en el desarrollo personal y la organización eficiente de la empresa:

► PROGRAMA CRECER ®️ Edición Scale Up y Leader Up.

Estos programas abren su plazo de inscripción varias veces al año.



Te invito a unirte a mi grupo de Facebook: Crecimiento empresarial o a seguirme en Instagram

CRECIMIENTO EMPRESARIAL SOSTENIBLE = 

EMPRESA ORGANIZADA=

LA VIDA QUE QUIERES TENER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − cuatro =