¿Trabajas con tu cliente ideal o te vas adaptando a lo que llega?

Quizás te suene la situación que te voy a describir porque en bastantes ocasiones las empresarias con las que trabajo tienen este reto.

No saben muy bien quién es su cliente ideal, trabajan con cualquiera que tenga interés en sus servicios y muchas veces lo hacen a disgusto.

En muchas ocasiones lo hacen por una cuestión de dinero, es mejor que entre algo, y desde luego hay veces en las que una no se puede permitir el rechazar clientes así como así. Pero la realidad es que una empresa que no trabaja con sus clientes ideales no puede crecer. Así que digamos que es una situación de emergencia pero no es sostenible.

¿Es esta tu situación en cuanto a tus clientes?

Trabajas a menudo con clientes con los que no te apetece trabajar o con clientes que notas que te absorben toda la energía positiva.

O con clientes que no pueden pagar por tus servicios y entonces les ofreces descuento o un producto distinto al que tu quieres ofrecer.

Sabes cual es tu producto y que consigues buenos resultados y sabes cual es su precio pero estás siempre rebajando tus precios.

Tus clientes no están comprometidos contigo ni con lo que les dices que tienen que hacer y tienes la idea de que tienes que estar detrás de ellos para que sigan el proceso, para que empiecen a tiempo, para que lleguen a tiempo, para que no olviden las cosas.

Como son clientes que no están comprometidos contigo ni con tu servicio no alcanzan los resultados que querían y luego se quejan de que tu servicio no funciona.

Tienes que trabajar horas y horas con tus clientes y al final de mes ves que todas las horas no te compensan el tiempo y el esfuerzo invertidos.

Trabajas con clientes que no respetan tu trabajo, comparten tus contenidos exclusivos, hacen copias ilegales de tus cursos y otros materiales privados. En suma son personas en las que no confías y no aprecian tu trabajo.

¿Trabajas con tu cliente ideal o te vas adaptando a lo que llega?

Para poder crecer tienes que trabajar con tus clientes ideales

  • Con clientes que tienen afinidad contigo y con el servicio que ofreces.
  • Respetan tu trabajo y siguen tus indicaciones.
  • Confían en ti y tu en ellos.
  • Pagan a tiempo y sin regatear tu precio.
  • Obtienes para ellos los mejores resultados.
  • Te hace feliz trabajar con ellos.

Para poder atraer a tus clientes ideales tienes que:

Saber quién eres, qué haces, cual es tu misión. Osea tener objetivos claros.

Tienes que conocer el avatar de tu cliente a la perfección y no me refiero a cuestiones demográficas, sino psicológicas, emocionales. Tienes que saber a qué retos se enfrenta tu cliente ideal y cuales son sus aspiraciones. En sus propias palabras!

Saber cual es tu producto ideal con el que consigues los mejores resultados para tus clientes.

Tienes que saber cual es el precio de tu producto ideal

Tienes que comunicarte con tus clientes desde ese conocimiento profundo.

Saber qué te diferencia de los demás. Aportando además a la escena tu YO al 100%, tu experiencia, conocimiento, tu visión de la vida, tu personalidad genuina.

Tienes que tener un método que funcione y que ayude a tu cliente ideal a superar sus retos y conseguir sus objetivos.


Ayudo a Empresarias que tienen un negocio que está creciendo rápidamente o que son líderes en su sector a conseguir un crecimiento duradero y a tener la vida que quieren tener, con mi método CRECER basado en el desarrollo personal y la organización eficiente de la empresa:

► PROGRAMA CRECER ®️ Edición Scale Up y Leader Up.

Estos programas abren su plazo de inscripción varias veces al año.



Te invito a unirte a mi grupo de Facebook: Crecimiento empresarial o a seguirme en Instagram

CRECIMIENTO EMPRESARIAL SOSTENIBLE = 

EMPRESA ORGANIZADA=

LA VIDA QUE QUIERES TENER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 2 =